DESPUÉS DE CLAUDE

de Iris Owens

Harriet ha dejado a su novio Claude, «la rata gabacha». Así al menos es como Harriet ve las cosas, aunque sea Claude quien acaba de pedirle que abandone su apartamento en el Greenwich Village. De un modo u otro, ella no tiene intención de marcharse. Las amigas la tratan con condescendencia y le aconsejan; Harriet se ofende, y es fácil entender por qué: por muy trastornada que esté, ella ve más allá de los tópicos de cortesía que todos se contentan con seguir. Es una profetisa sin complejos, desatada, implacable y, sobre todo, mordazmente divertida acerca de la vida de las mujeres. En un giro inesperado, encuentra su hogar en el hotel Chelsea de Nueva York.

Esta novela es mucho más que un divertido ejercicio de humor negro gracias a su inquietante final, con esa reflexión sobre los retos del feminismo. Mientras Harriet recuerda al Portnoy de Philip Roth y al Ignatius de La conjura de los necios, Owens evoca a una Sontag antes de Sontag.

UNA NOCHE DE LUNA

de Caradog Prichard

En un pueblo minero de Gales, marcado por el hambre y la religión, el trabajo agotador y la Primera Guerra Mundial, pero también habitado por la magia y la naturaleza, las correrías del protagonista con sus amigos los introducen en el mundo de los adultos. El joven narrador nos ofrece una tierna mirada sobre ese entorno y sus acontecimientos mientras se dedica, casi a partes iguales, a su madre viuda y trastornada, a su mejor amigo Huw y al pan con mantequilla dondequiera que se encuentre. Lírica y visceral, cómica y trágica, terrenal y gótica, sesenta años después esta novela sigue eludiendo la clasificación.

VERDIGRÍS

de Michele Mari

El verano de 1969 parece interminable. A sus trece años, Michelino ya ha leído demasiados libros y pasa las vacaciones con sus abuelos, en una casa de campo donde un viejo sirviente, Felice, está perdiendo la memoria. El niño inventa un juego: poner en orden los recuerdos de este Hombre del Verdigrís, encarnación de miles de monstruos fantásticos, mediante ingeniosos dispositivos mnemotécnicos. Así se adentra en los orígenes secretos de Felice. ¿Es la víctima o el villano de su propia biografía? En ella se mezcla el misterio sobre la propiedad de esa casa con exiliados rusos, franceses que hablan bajo tierra, toneles de dudoso contenido y esqueletos con uniformes militares, mientras las babosas del jardín se convierten en feroces enemigos y centinelas.

Verdigrís injerta en la tradición de la novela de aventuras encarnada en Stevenson las obsesiones de Edgar Allan Poe para componer esta historia de una amistad improbable, el peligroso viaje de un niño que parte de los solitarios páramos de la literatura hacia un destino incierto.

ESCAPADA

de Evelyn Scott

Publicada en 1923 entre expresiones de indignación moral y admiración literaria. Escapada es un relato lleno de imágenes sorprendentes y escrito con un estilo audaz.

En 1913, con veinte años, la autora dio la espalda al elegante mundo sureño en el que había nacido y huyó a Brasil con el decano de una universidad de Nueva Orleans que le doblaba la edad, casado y con hijos. Perseguidos judicialmente por la esposa, el romance se convirtió no solo en un gran escándalo social, sino también en un caso policial. La pareja tuvo un hijo y soportó una agotadora serie de dificultades que proporcionaron la materia prima para esta autobiografía novelada.

VIVIR ES LO MEJOR

de Kay Boyle

Hace falta valor para decir las cosas de otra manera: la precaución y la cobardía dictan el uso del cliché.

KAY BOYLE

La autora de El caballo ciego vuelve con esta antología de sus mejores cuentos. Boyle destacó especialmente en el arte del relato, siendo la primera escritora en ganar en dos ocasiones uno de sus premios más importantes, el O. Henry Award.

Pivotando sobre la Segunda Guerra Mundial, estas historias intensamente imaginativas exploran con maestría nuestra experiencia moral y emocional. Cualquiera de ellas contiene una visión auténtica y profunda de algún aspecto de la condición humana.

Todos los ojos

                                    de Isobel English

Esta novela, corta y casi perfecta, juega con la vista y la perspectiva, narrada poruna «extranjera de nacimiento» atrapada en su punto ciego. Hatty no se siente a gusto en ningún sitio, y menos aún entre su familia, que le ha asignado el papel de solterona londinense. Tras su extraña relación amorosa con un hombre mucho mayor que ella, viaja a Ibiza con su joven marido, y en la isla el significado de su pasado se va aclarando hasta desvelar un misterio que impulsa a leerla de nuevo.

el hijo de Gina Berriault

Aurelia, Aurélia

                                  de Kathryn Davis

Todo comienza en un barco. La autora, de dieciséis años, viaja hacia Europa a una edad en la que uno puede «probarse personalidades como vestidos». Tiene la confianza de una adolescente que cultiva sus primeras obsesiones —Woolf, Durrell, Bergman—, segura de la vida que le espera. Luego sucede que la vida sigue su propio camino, indiferente a los deseos, los planes, las aspiraciones.

No está claro cómo funciona este libro, el misterio y magisterio de sus transiciones, pero vaya si funciona. Aurelia, Aurélia supera los límites convencionales de las memorias. Es un logro asombroso

Como un cielo

—-2ª Edición

AMOR SIN FIN

de Scott Spencer

Cuando tenía diecisiete años, obedeciendo los mandatos más urgentes de mi corazón, me alejé del camino de una vida normal, y en solo un instante arruiné todo lo que amaba.

Una de las mejores novelas sobre el amor juvenil. Fascinante, adictiva y ferozmente sensual, pero también salvaje y triste, cuenta la historia de David Axelrod y su abrumadora pasión por Jade Butterfield. Cuando el padre de Jade destierra a David de la casa, este fantasea con que obtendrá su perdón si rescata a la familia, y toma una decisión drástica. Entonces se despliega una pesadilla, David va cayendo en una espiral obsesiva y los actos se suceden como en una montaña rusa.

Un clásico estadounidense amado y respetado por escritores, críticos y lectores, que cuenta con ediciones en decenas de idiomas y dos adaptaciones al cine.

Días de fiesta

                                     de Joan Beard

 

 Tras Los chicos de mi juventud, Beard vuelve con textos que captan el dolor y la alegría de toda experiencia humana, mostrando la cima de su talento, capaz de poner palabras a nuestros momentos más duros y negándose a parar cuando las cosas se ponen difíciles. Su escritura une la intuición y la observación para crear algo innegablemente real y honesto.

el hijo de Gina Berriault

Extraños en la casa

                                  de Dorothy Gallagher

Si De cómo recibí mi herencia relata la infancia de la autora en el Nueva York de los años 40 como hija de inmigrantes judíos ucranianos y comunistas, este libro de Gallagher, con su brillante estilo sin sentimentalismos, nos introduce en su vida adulta y nos cuenta historias sinceras, divertidas y muy particulares. Como ella misma dice, con su típica ironía: «Oh, Dios mío, los temas con los que tropiezas al intentar sobrellevar el día. Confianza, traición, clase, hipocresía, amor, odio, codicia, enfermedad, salud. Solo faltan Guerra y Paz».

Picasso con los exiliados

                              de Mercedes Comaposada

Cuando Mercedes Comaposada Guillén, fundadora de Mujeres Libres, una de las principales organizaciones del movimiento libertario español, llega exiliada a París en 1939, su encuentro con Picasso se convierte en un acontecimiento que marca su vida e inaugura una amistad que durará décadas.

el hijo de Gina Berriault

Como un cielo en nosotros

                                  de Jakuta Alikavazovic

Una noche en el Louvre. Una noche para volver a ser la hija de mi padre, que llegó a Francia a la edad de veinte años, seguro de que podía elegir establecerse no en un país, sino en la belleza.

Y tú, ¿cómo harías para robar la Gioconda? Pues ahora tengo una noche, toda una noche, para intentar responderle.

Espacios sin aire

                              de Shulamith Firestone

Este libro surge de una larga aventura solitaria […]. El resultado es una serie de
observaciones devastadoras hechas sin ningún tipo de retórica. Funciona como unaparábola […] que parece tratar sobre pequeñas vidas marginadas cuando en realidad es una enciclopedia de nuestra época.

KATE MILLET

el hijo de Gina Berriault

El hijo

                                  de Gina Berriault

En su prosa escrupulosa y clara, parece distanciarse de la optimista luz californiana; sus personajes tienen la naturalidad de saber exactamente dónde no están […]. A pesar de no ser cómodas, […] las ficciones de Berriault nunca decepcionan: se leen como hechos y dejan la impresión de la sabiduría.

CYNTHIA OZNICK

Los chicos de mi juventud

                  de Jo Ann Beard

El trabajo de Jo Ann Beard me impresiona enormemente. Divertida sin quedarse en una comedia de situación, consciente de sí misma sin estar ensimismada, escrupulosa sin ser quisquillosa, emotiva sin ser sentimental, punzante sin ser cruel. […] Jo Ann Beard es una escritora fantástica.

JEFFREY EUGENIDES, autor de Las vírgenes suicidas

De cómo recibí mi herencia

               de Dorothy Gallagher

Un libro que me hizo regocijarme —no hay otra palabra para ello—en la perfección de su tono y en la compasión ganada a pulso de su visión.

ALICE MUNRO

EL CABALLO CIEGO de Kay Boyle

De pronto, al cabo del tiempo, una novela despierta muchos años después de su aparición e ilumina la literatura […]. Una obra maestra absoluta, una verdadera joya, una narración de perfección asombrosa […]. Suprema elegancia, suprema precisión, supremo uso de la sugerencia.

JOSÉ MARÍA GUELBENZU, Babelia

Las listas del pasado

                         de Julie Hayden

El redescubrimiento de una escritora caída en el olvido que vuelve al primer plano gracias a la lectura por parte de Lorrie Moore de uno de sus relatos para un pódcast de The New Yorker, cuya grabación corre de boca en boca.

Una colección de joyas perdidas, encontradas y devueltas al mundo. El regreso de Hayden a imprenta es motivo de celebración.

LORRIE MOORE

Vestido negro y collar de perlas

           de Helen Weinzweig

Un estudio breve y fascinante del descenso de una mujer a la locura, ¿o quizás de su conquista de la libertad?

Tan deslumbrantemente astillada y desorientadora como un salón de espejos […]. Una ficción brillante, incómoda y única en su género.

Kirkus Reviews